Regiones de España en las que se recolecta Trufa Negra

Tags: ,

Aunque es cierto que España es uno de los paraísos de la trufa negra, su búsqueda y recolección no es una tarea nada fácil. Debe buscarse en pleno invierno, desde mediados de diciembre hasta mediados de marzo. Ya que crecen bajo tierra y no salen a la superficie, se hace imprescindible la utilización de perros adiestrados para encontrarlas.

España es un paraíso para la trufa negra, conocida comúnmente como Tuber Melanosporum. Algunas de las regiones ricas en este ingrediente tan cotizado son Huesca, Castellón, Navarra, Cataluña, Teruel o Soria. La razón principal de que aparezcan en estas zonas y no en otras es sobre todo la necesidad de un clima frío, con especies forestales como encinas, robles o avellanos a cuyas raíces puedan asociarse.

Aragón es una de las regiones más privilegiada a este respecto, siendo los mercados de Graus y Mora de Rubielos los que marcan el precio de la trufa a nivel nacional. Teruel es la principal provincia productora de trufa, aunque lo más curioso de todo es que en estas áreas no hay tanta necesidad como debería al ser un manjar tan cotizado. Las zonas con diferencia que más demanda exigen de este producto son Cataluña y Francia, en las que el precio por kilo supera los 500 euros en origen.

Y es que este manjar es muy difícil de conseguir al por menor. No obstante, en algunas tiendas especializadas es posible encontrar trufa negra de invierno envasada para su consumo en pequeñas unidades, aunque ignoramos a cuánto puede ascender el coste de cada bandeja. Lo que sí podemos asegurar es que si el precio al por mayor es de 500 euros el kilo, el precio al por menor no va a verse ni mucho menos reducido, así que preparad vuestros bolsillos.