La trufa blanca de Italia: el manjar más cotizado del mundo

Tags:

Conocida como la trufa blanca del Piamonte, este tipo de trufa es el más caro del mundo, oscilando su precio entre los 4.000 y los 8.000€ el kilo. Goza además de más prestigio gastronómico que la trufa negra del Perigord, lo que es un indicio de su exquisitez.

Presenta un color ocre pálido, una superficie lisa y suavemente aterciopelada. No obstante, en su interior sorprende con un color marrón oscuro, veteado de delgadas líneas blancas. Es una trufa increíblemente delicada, ya que se estropea en pocos días. De ahí que no admita la cocción, sino que se come directamente cruda, o rallada o laminada sobre los platos con los que se va a sazonar.

Su nombre científico es Tuber Magnatum. Pesa entre 40 y 300 gramos, aunque puede alcanzar distintos tamaños. Debido a su escasez, la trufa blanca de Italia está reservada sólo para los mejores restaurantes del planeta, aquellos tan elitistas que pueden permitirse pagar un ingrediente tan caro como éste. Además, su temporada es cortísima, por lo que su llegada siempre se celebra con una increíble fiesta gastronómica por aquellos que tienen la suerte de conseguir alguna.

La razón de su elevado precio, que supera incluso al del oro puro, es su increíble sabor y aroma, que dejan boqueabierto hasta al sibarita más exigente. También puede entenderse su elevado precio debido a su escasez, así como a por la imposibilidad de cultivarlas (después de un elevado número de intentos científicos, botánicos y agrónomos).

En cuanto al período durante el cual puede conseguirse esta trufa, tan sólo es posible obtenerla entre el 15 de septiembre y el 31 de enero, ocasión que aprovechan en el Piamonte para celebrar la Fiera Internazionale del Tartufo Bianco D’Alba.